viernes, 12 de noviembre de 2010

Don Alonso Pérez de Guzmán en la Torre de Tarifa




A duras penas podía don Alonso contener el ímpetu de los moros : por un lado y por otro acosaban a los cristianos de Tarifa , y a pesar de la heroica defensa de la ciudad , el capitán temía que muy pronto los sarracenos tomarían la fortaleza . Don Alonso Perez de Guzmán se hallaba en su alcoba pero no podía dormir , desde su torre podía ver los fuegos del campamento enemigo y aún pensaba que en cualquier momento los moros aparecerían sobre sus corceles salvajes y que atacarían una vez más su ya maltrecha ciudad . Así había pasado muchas noches , esperando el asalto definitivo , pero los infieles siempre esperaban hasta el amanecer y entonces los soldados de uno y otro bando se enfrentaban cruelmente . Si los moros eran osados en el asedio , los cristianos no les andaban a la zaga . Se fundía plomo , se calentaba aceite , se apilaban las rocas , se aguzaban las espadas y las lanzas , se tensaban los arcos . Toda la noche era febril agitacion en el castillo , esperando el nuevo asalto sarraceno , pero los días pasaban y Tarifa no se rendía . Sin embargo , don Alonso estaba ahora amargado , los moros habían raptado a su joven hijo y lo tenían preso en el campamento . Los vasallos le habían dicho que el muchacho había cometido una imprudencia y que había salido del castillo solo , con la intención de matar al caudillo sarraceno . Las noticias en este punto eran confusas y hubo quien aseguró que ciertos espías lo habían atrapado dentro de la propia fortaleza . ¿Que importaba ya? . Lo único cierto , lo único verdadero era que su hijo estaba en poder del enemigo y que su vida corría peligro . Apenas lograba recordar don Alonso las heroicas proezas de otros tiempos . La amargura por la pérdida de su hijo aumentaba en la consideración de la triste vida que le había concedido el destino , siempre con el escudo preparado , siempre con la lanza en ristre , siempre acuciado por las intrigas políticas , siempre yendo de un lugar a otro , sin paradero ni alegría .! Si entre los moros acechaban algunos cristianos! . !El mismo infante don Juan ayudaba a los sarracenos ! !El mismo hermano del rey lo asediaba tan fuertemente! . Por fin clareaba , la noche había pasado , y en el campamento sarraceno había gran agitación , los moros iban de un lado para otro dando voces y llamando a Alá constantemente . Don Alonso imaginó que en aquella tienda púrpura y blanca estaba su amado hijo , la única esperanza de su vejez , el único honor de su casa . Quién sabe si en aquel precioso amanecer una daga traidora se hendiría en su pecho o si una cimitarra violenta le cortaría el cuello . Acaso cometieran la infamia de ahorcarlo frente a la torre de Tarifa , para dar más pena al padre.--!Basta de penas!-- ,gritó don Alonso en su alcoba . --!Ah de la casa! ¿No hay nadie que vele en el castillo cuando su señor esta despierto? !Los míos , los míos! !Preparad los calderos de aceite hirviendo ! !Aprestad las armas ! !Hoy verán esos perros con quién se están jugando la vida ! . Aún estaba el sol rojo en oriente cuando el castillo bullía en actividad frenética , las mujeres preparaban el condumio , los hombres hacían sonar sus armas , los niños apilaban rocas en la muralla los capitanes disponían los turnos y las escuadras , los viejos martilleaban en los yunques y afilaban las espadas....El mismo don Alonso estaba en la torre observando el campo enemigo . Para su desgracia , los musulmanes no hacían preparativos de guerra . Bien al contrario , se podían ver algunos soldados reunidos en corros , como si estuvieran en tiempo de paz , unos parecían conversar amigablemente , otros jugaban a los dados y otros dormían como perros al sol . Sólo , de tanto en tanto , se reunían los capitanes en la famosa tienda adornada con los colores púrpura y blanco . Pronto comprendió don Alonso que aquel día no habría batalla y que los sarracenos pretendían que Tarifa se rindiera por el dolor de un padre , esperaban seguramente que don Alonso se arrastrara como una prostituta para pedir la liberación de su hijo , que se humillara ante ellos y que rindiera la plaza a cambio de la vida de su vástago . Al fin , desde el campamento musulmán salieron diez hombres de a caballo . Entre siete soldados ataviados con ropas nobles a la usanza mora iban los caballeros principales , allí venía con aire soberbio don Juan , al que los tarifeños llamaban "el perro " , y el famoso caudillo árabe cuyo nombre no se debe pronunciar . Entre ambos , sobre un caballo negro y con las manos atadas , venía un muchacho joven...apenas quince años tendría , con el semblante serio y la mirada fija en la torre . Desde este lugar lo observaba su padre , con los ojos nublados por las lágrimas , allí llegaba su hijo amado , lo único que en la vida le quedaba . Llegó la comisión mora a los pies del castillo y don Alonso apenas podía contener su furia . Así habló el infame sarraceno : --!Tú , Alonso Pérez de Guzmán , llamado "el bueno" , aquí tienes a tu hijo ! ! Te decimos que entregues la plaza de Tarifa o tu hijo morirá ! . Don Alonso escuchaba en lo alto de la torre y miraba a su hijo , que con ojos llorosos pedía clemencia a Dios . Entonces , el heroico defensor de Tarifa tomó una daga de su cintura y con gesto de desprecio se la lanzó al sarraceno , diciendo : --Ahí tienes mi puñal : mátalo si es tu gusto , pero Tarifa no se rinde . Y se volvió a sus aposentos , donde lloró amargamente . Don Alonso Pérez de Guzmán , llamado "el bueno" , murió poco después , en el año 1309 , habiendo dejado en la historia amplio y venerado recuerdo .




2 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

HOLA !El lunes día 22 del corriente es mi santo y voy a dar un premio precioso ya propio de mi blog, regalo de una seguidora que me hace los premios para que los reparta.ven a buscarlo el lunes pero ya apuntate en mi blog de premios que está en la primera pluma de oro, ponte de seguidora, así tengo a todos los amigos reunidos y no me pierdo buscandolos entre todos los seguidores.
gracias
Recibe mi ternura
Sor.Cecilia!!
TIENES UN BLOG EXCELENTE, ME APENO DE NO HABER PODIDO VENIR ANTES, ME HE PERDIDO CON TANTOS SEGUIDORES Y TAN POCO TIEMPO QUE TENGO^
Procurare venir , pero pas tu por mi blog, como hcen todos y así yo no me olvido.¡Ayudame a hacer mi trabajo que es muy laborioso.

Yue dijo...

Ya vi su blog , hermana . es muybonito . No olvidare felicitarla en el dia de su santo , :-)